¿Cómo es posible que pase esto y sobre todo, que en pleno siglo XXI, sea esto considerada como una práctica legal?